El niño que no sabia jugar al fútbol

Posted in Noticias | 0 comments

El niño que no sabia jugar al fútbol

A Rodolfo no le gusta jugar al fútbol. Y lo cierto es que no se le da bien. Aunque todos a su alrededor se empeñen en que aprenda. Pero Rodolfo sabe hacer otras cosas, posee la magia de las palabras y es capaz de tocar el corazón de las personas. Solo tiene que encontrar su propio camino.

Leer más

“Versos al derecho y al revés”

Posted in Noticias | 0 comments

“Versos al derecho y al revés”

Dos autores y dos formas de hacer versos se aúnan en un libro que pretende meternos en el universo de la poesía partir del juego. El diseño del libro ya nos invita a manipular y a leer de forma lúdica. Pepa Aurora nos hace soñar a partir de sus ritmos que tienen aromas populares. En sus composiciones nos plantea visiones rápidas de escenas cotidianas convertidas en poema. El otro autor es Ernesto Rguez Abad y sus textos se configuran a partir de una atmósfera que viene de las vanguardias y de la poesía moderna. En sus versos navegan botas, insectos, modernas brujas o emociones íntimas.
El libro “Versos al derecho y al revés” ha sido ilustrados por Horacio Sierra que ha sabido captar la esencia de cada autor y nos incrementa el sentido de los textos con sus colores, con sus formas o con las insinuaciones de mundos mágicos. Es una nueva propuesta de la Editorial Diego Pun que nos invita a leer poesía sonriendo y creando.

La gaceta de arucas

Versos al derecho y al revés

Editado por Diego Pun Ediciones, da vida a la nueva obra de Pepa Aurora y Ernesto Rodríguez Abad

http://www.lagacetadearucas.es/cultura/1224-versos-al-derecho-y-al-reves

Leer más

Cuando leer se convierte en magia Congreso de jóvenes lectores de Canarias

Posted in Noticias | 0 comments

Mi primer  maestro se llamaba Don Sebastián: era mágico y bueno. El nos llevaba a caminar por mapas pintados en el suelo del aula, en ellos aprendíamos a no tenerle miedo a la imaginación. Cuando se fue de mi pueblo me regaló un libro. 

Siempre que me ocurre algo hermoso, sobre todo lo relacionado con la lectura y la enseñanza, lo recuerdo. 

He tenido el privilegio de participar como autor en el Congreso de jóvenes lectores, tanto en Gran canaria como en Tenerife. Han sido momentos mágicos, agotadores desde el punto de vista emotivo por lo intenso. Escuchar los trabajos de niños de primaria y de jóvenes de secundaria o bachillerato es una experiencia inolvidable. El formato de este congreso está muy bien diseñado pues hace que los lectores y lectoras sean el centro. Se convierten en protagonistas de la lectura y aprenden que el libro está verdaderamente leído cuando pasa a ser propiedad del que lo lee y lo convierte en palabras nuevas, en experiencias propias.

El conservatorio de música de Las Palmas o de Santa Cruz fueron sedes de este evento que, según mi opinión, debía tener mayor repercusión en la prensa y en los medios más que nada por respeto al esfuerzo de estudiantes, docentes y organizadores que ponen toda su creatividad e ilusión al servicio de la lectura.

Impecable el cuidado en los detalles. La música y la palabra para dar paso a los trabajos de los estudiantes bien medida. Las propuestas de presentación y organización hicieron que todo tuviese un aire de rigor y alturas artísticas, pero jovial y cercano a la vez.

Cerca de dos mil alumnos y alumnas de la enseñanza pública de nuestras islas han leído a los escritores y escritoras seleccionados. Han analizado obras, han hecho versiones, puestas en escena, propuestas creativas, vídeos, presentaciones… Han imaginado mundos, han manipulado palabras.

Estos días he visto a Don Sebastián en el personal de Innovación educativa, en los integrantes de los Centros de Profesores, en los docentes… He visto ilusión y alegría en niños y jóvenes.

Estos días ha vuelto a crecer la esperanza de que es posible hacer cosas hermosas en la educación.

Leer más

Papeles, pactos, paciencia…

Posted in Noticias | 0 comments

Papeles, pactos, paciencia…

Me siento, me levanto, practico zapeo… Me canso de ver diferentes versiones de un mismo juego político y social. Los mismos personajes comentan en distintas televisiones y tertulias las acciones de otros tantos personajes que, como si fueran héroes de míticos reinos, juegan a arrebatarse el poder. De fondo queda el ser humano, el que sufrirá las decisiones tomadas, las insidias, la corrupción de un sistema de vida.

“Papeles de Panamá”, “Caso Gurtel”, “Papeles de Bárcenas”… y tantos otros casos de corrupción, de maldad, de injusticia. Todo lo vemos televisado, como si se tratase de serial malo, de una película de serie B. ¿Acaso por eso no reaccionamos? ¿Acaso creemos que son seres de ficción? 

Y cada día aparece otra aberración más. Y cada día parece que el nuevo caso no va a superar al anterior.

Vuelvo a la pantalla. Me aburro. Zapeo. No encuentro más que vacíos contenidos y más reportajes de corrupción. Es quizá la palabra que define estos tiempos. La religión de nuestra época es la de tratar de ser sagaces y sombríos traficantes de dinero. Piratas de nuestros tiempos que encierran sus botines en los míticos paraísos de antaño, como los héroes de la piratería de las novelas de nuestra adolescencia. Sitios donde se podía traficar con impunidad. Panamá sirvió de refugio a algunos bucaneros del pasado, ahora vuelve a servir de escondite y paraíso.

Y nuestros mandatarios y aspirantes a serlo enredados en una espiral de intereses. Ajenos a los padecimientos, a las preocupaciones de los ciudadanos.

A veces, entre los papeles y vaivenes políticos nos enteremos de que los refugiados andan perdidos por Europa, que los persiguen con gases, que otra mujer murió asesinada, que un niño se quedó sin casa, que las escuelas no tienen presupuesto para crecer, que…

¡Qué más da! Esas noticias no son tan interesantes, nos entristecen. No son grandes señoras y señores famosos los protagonistas, nos son celebridades. Estos otros no tienen nombre, solo  son un número. No interesan a nadie.

Encenderé otra vez la tele. Viajaré por varios canales, el logro de nuestros tiempos. Me aburriré.

Leeré un libro. Quizá con la esperanza moribunda.

Leer más

La palabra desnuda o los secretos de la oralidad

Posted in Noticias | 0 comments

La palabra desnuda o los secretos de la oralidad

La veía sentada en una roca, a orillas del mar, y me acercaba a escucharla. Embrujaba con su relato. Ella sabía tejer con palabras, sabía enredarnos en la voz como los antiguos griots o brujos de las tribus. No había necesidad de más. Me encantaba también escuchar los cuentos cuando mi madre cosía y me quedaba atrapado en la historia. Solo el monótono sonido de la máquina y la trama. No había necesidad de más.

Transité más tarde por la magia de lo escrito, conocí escritores y poéticas. Practiqué la escritura, el teatro, el ensayo… Aprendí artificios y técnicas, me sumergí en colores y en sonidos para averiguar los secretos del arte. Mas siempre germinaban los cuentos orales en mi interior. Siempre emergía la palabra como una reina dominante. Sola y desnuda creando la frase, la estructura, el esqueleto y la atmósfera del relato.

Aquellos narradores o narradoras de mi pueblo se habían clavado en mi cerebro para siempre. Quizá ahí estaba el secreto.

Ellos sabían que la palabra era el germen y la materia de lo narrado. No había más. Lo accesorio a veces mata, a veces deforma y envilece el producto.

Novalis, cuando hablaba de la poesía, decía que era un álgebra embrujada. Sí, es combinación y elección, es una estructura realizada como una operación aritmética que ha de dar un resultado exacto. La narración y la poesía se reducen a la belleza de un enunciado que despierta los sentimientos de quien lo escucha.

Juan Ramón Jiménez en uno de sus poemas decía: “¡Intelijencia, dame / el nombre exacto de las cosas!” No podemos construir esa estructura sin la palabra exacta, la esencial para el texto. No hay otra materia en la construcción de un texto que la palabra pues ella es la única que pertenece al campo de lo narrado. Así el lenguaje de lo literario ha de ser el lenguaje poético por excelencia. “Que mi palabra sea / la cosa misma, / creada por mi alma nuevamente.”

Lenguaje del arte ha de ser universal e inequívoco, pues la historia debe llegar al oyente intacta. Es un hecho comunicativo y el mensaje artístico debe ser inequívoco sin envolturas innecesarias ni excesos distorsionadores. Cada palabra es fundamental y debe combinarse con la otra como en una operación matemática. Elección y ritmo. Inteligencia y sensibilidad.

Son las palabras las que construyen la historia, las que la cincelan. Por ello hemos de escogerlas pensando que son ellas las que tejen el relato, el resto es superfluo. Desnudez como apuntaba Juan Ramón Jiménez para la poesía. Desnudez narrativa.

 

¡Intelijencia, dame

 el nombre exacto, y tuyo,

 y suyo, y mío, de las cosas!”

 (Eternidades, 1918)

El cuento es comunicación artística y como tal ha de estar regido por principios artísticos. Pensemos que el texto narrativo no es como el texto del teatro en el que confluyen más de trece signos fundamentes en la estética dramática. Sin ellos no se comprende lo que ocurre en escena. Cuando el narrador habla es palabra viva y desnuda. En ella y solo en ella está el color, la forma, el aroma o la brisa que mueve las hojas del árbol. Es su voz el arma que posee la palabra para hacerse sentimiento y sentido.

Leer más

Los derechos de la infancia

Posted in Noticias | 0 comments

Los derechos de la infancia

1.­ Los niños somos de cualquier color. Incluso podemos ser verdes, violeta, o del color de los sueños. La piel no importa. Lo importante no se ve con los ojos.

2.­ Tenemos derecho a crecer, a crear y a rodearnos de cariños. Los adultos tienen la obligación de hacernos felices.

3.­ Las niñas y los niños seremos del lugar en el que podamos crecer sin miedo. Ahí estará nuestra patria.

4.­ Tenemos derecho a una mano que ayude al que no pueda alcanzar la luna, subir a un árbol o a escuchar los pájaros cantar.

5.­ Y al pan… y a los cuentos. Y al techo que no deje pasar la lluvia o el sol… y al calor del hogar.

Y a la medicina para el cuerpo, y al verso para el alma.

6.­ Todos debemos aprender a pronunciar la palabra amor. Y a recibir una sonrisa cada mañana, como el alimento necesario.

7.­ Los adultos tienen la obligación de enseñarnos los secretos de la vida, la trayectoria de los astros, la belleza de las palabras…Y a jugar con la imaginación.

8.­ Y si nos caemos, que una mano llegue rápida a socorrernos del peligro.

9.­ Los adultos tienen la obligación de enseñarnos a pronunciar las palabras paz, felicidad, protección. Y a evitar que haya niños tristes por el mundo.

10.­ Los niños y las niñas saben que la amistad es esencial. Todo lo que no puede comprarse es lo verdadero.

Ernesto Rguez. Abad
@ErnestoRabad

Leer más

Los últimos niños de 2015

Posted in Noticias | 0 comments

Los últimos niños de 2015

Y se va el año.

¡Qué rápido ha pasado!

Se nos va la vida sin darnos cuenta.

Frases hechas que se repiten año tras año. Las oímos y las reproducimos sin darnos cuenta del sentido, como si el continuado uso les hubiese robado el significado.

¡Feliz año nuevo! Solemos también decir los últimos días del año viejo o los primeros del nuevo sin desearlo de veras. Parece que olvidamos el profundo significado de los rituales y nos convertimos en papagayos de un desaforado consumismo que nos deshumaniza.

Había pensado escribir sobre las cosas buenas que nos ha dejado año que se va, pero solo vienen a mi mente niños, niños, niños.

Ellos, los más desvalidos, los más sinceros, los poetas locuelos capaces de ver corderos en las nubes o hadas en las gotas de lluvia, son una vez más las víctimas de la maldad, de la brutalidad humana. Parece que el año finaliza dominado por una codicia desenfrenada que parece no conocer límites.

Mientras comemos un plato exquisito, conducimos el coche o leemos la prensa digital digerimos noticias que parecen sacadas de una crónica negra y surreal. Son palabras que hieren y se incrustan en los lugares más dolientes de la memoria para salir a visitarnos en momentos inesperados.

Un niño en una playa, abandonado por la vida, cuando quería huir del sufrimiento. Imagen imborrable de la inocencia truncada. Una niña que muere en la barcaza que la traslada hacia el mundo libre cuando el cruel traficante tira su insulina al agua. Niñas raptadas para convertirlas en esclavas de crueles soldados. Son, quizá, noticia un día; olvido serán pronto. Y un niño que aprendió a jugar con pistolas de plástico que la industria de la juguetería creó. Y un agente de la ley que olvidó que él también había jugado con esa pistolas soñando ser policía. Ciego de ira disparó otra pistola que no era de juguete. ¡Otro niño muerto inútilmente que importa al mundo! Al parecer la justicia de los adultos no creyó que fuese muy grave que un hombre blanco matase a otro niño negro.

Son los últimos recuerdos del año que se va. Son la memoria de lo que hicimos. Son los últimos niños de los que habló la prensa en 2015.

Una acre sabor inunda la boca pensando que todos tenemos alguna responsabilidad en la construcción de este mundo enloquecido.

Aseguro que deseaba escribir sobre las cosas buenas, sobre los días hermosos del tiempo que se ha ido, pero solo vienen a mi mente niños, niños, niños…

Aunque tenga el espíritu malherido también quiero desear a los lectores de estas reflexiones desordenadas felicidad para los días venideros, pero en un mundo sin niños tristes, humillados y explotados, en un lugar sin fronteras ni miedos, sin codicia ni sufrimientos.

Leer más

Quijote

Posted in Noticias | 0 comments

Quijote

Quijote sueña con el amor y lucha contra la maldad, contra la injusticia. Sancho lo mira con ojos Asombrados.

Leer más